deluxebuys ad

martes, 14 de mayo de 2013

desafío por la belleza real REAL.

hace unos días, en el blog de maníaco cualquier cosa se largó un desafío inspirado (por la negativa) en los conceptos de las publicidades sobre la belleza real. creo que la mayoría ya estamos un poco cansadas de las publicidades, tanto de las que machacan con los ideales de belleza de siempre, como de las que pretenden ser otra cosa y en el fondo son la misma mierda (si quieren saber de qué hablo, clickeando acá pueden ver un post sobre el tema).




para este reto, no quiero focalizarme en una característica física que me moleste o que me haya molestado. la verdad es que se me ocurren mil, pero quiero hablar de la raíz de todo eso, lo cual es mucho más complicado, pero a la vez es el origen de todo y es donde siento que hay que atacar.
me refiero al perfeccionismo y a la exigencia.

toda mi vida fui autoexigente y perfeccionista, ya que crecí con ese standard. nunca tuve problemas en la escuela, de hecho era la mejor alumna, pero aún así recuerdo escenas como estas:

- ¿qué hacés que no estás estudiando?
- ya leí todo.
- OK, espero que sea cierto, porque por cada punto menos de 10 vas a tener una semana sin tele.


recuerdo el pánico que tenía si alguna vez recibía una nota menor a 8 (que era el mínimo aceptable). incluso un 8 ó 9 venía acompañado de los reproches del caso y la obligación de sentarme y rehacer el examen hasta que me salieran todos los ejercicios. los 10, que eran la mayor parte de mis notas, no eran felicitados porque "eran lo que había que hacer". 
o sea, crecí con el concepto de que cualquier cosa por debajo del máximo era mediocre y significaba un fracaso, mientras que lograr el máximo no era motivo de orgullo, sino simplemente mi obligación.





para peor, estudié (obligada) en un secundario muy exigente al cual tuve que entrar haciendo un curso de ingreso que era un "sálvese quien pueda": para entrar, tenías que ganarle al resto. según mis viejos, un fracaso en un examen podía arruinar mi vida. demasiada presión para una niña de 12 años. tampoco me ayudó esa atmósfera elitista y competitiva que tuve que comerme durante todo el secundario.


(ojo, no quiero caer en el facilismo de decir que es culpa de mis viejos. hace unos años lo sentía así, pero luego me di cuenta de que no es culpa de ellos. ellos son perfeccionistas a su vez y lo sufren ellos mismos, y sé que fueros exigentes conmigo porque honestamente creían que era lo mejor para mí. siendo realistas, hubiese sido más fácil para ellos dejarme hacer cualquier cosa. 
además, aprecio el hecho de que me hayan inculcado el esfuerzo por mejorar y por aprender de mis errores; sólo lamento que el fin a alcanzar haya sido siempre la perfección, y no se me haya enseñado a aprender por el placer mismo de hacerlo y progresar dentro de mis virtudes y defectos, sin pedirme un imposible. ahora, es mi responsabilidad superarlo y no cometer el mismo error con mis hijos).




todo eso me transformó en una persona terriblemente autoexigente en todos los aspectos. la verdad es que siento la necesidad de ser perfecta en todo: como persona, como profesional, como alumna, como hija, como hermana, y también físicamente. recién me di cuenta de todo esto a los 18 años, cuando un trastorno alimentario me llevó a una situación de "muerte en vida" (porque para mi fue eso: no comía, no hablaba, no podía pensar, no tenía ningún sentimiento, ni tristeza, ni alegría, ni amor; cualquier movimiento me costaba horrores, se me caía el pelo a mechones, no podía sentarme en ningún lado porque no tenía carne y mis huesos se clavaban en todas partes... estaba vacía y muerta).  todo empezó por mi autoexigencia y mi incapacidad de lidiar con la frustración. fueron los peores años de mi vida, pero aún así pienso que fue necesario para empezar a entender qué me pasaba. el llegar a un estado tan delicado me obligó a tomar la situación en mis manos y hacer algo. me pregunto qué hubiera pasado si las cosas hubiesen sido distintas. probablemente hubiese zafado de la peor época de mi vida, pero no me hubiese dado cuenta de que vivía alienada por el "deber ser" sin querer ver mis deseos ni mis limitaciones. tal vez hoy seguiría viviendo sumergida en eso.

decir que superé mi autoexigencia no sería real, por desgracia. muchos años después, aún me cuesta horrores entender que la perfección no existe y que perseguirla es el camino directo a la infelicidad. pero de a poco voy aprendiendo a entender que no puedo ser perfecta, y que aunque pudiera no tendría sentido. a veces pienso lo siguiente: tenemos una suerte increíble de estar vivos y ser conscientes de ello. nuestro tiempo en el mundo es corto, no sabemos para qué estamos acá. ¿qué sentido tiene perder ese tiempo y todas las posibilidades que tenemos en el deber? y no me refiero a las obligaciones que todos tenemos por formar parte de una sociedad a la que (idealmente) deberíamos todos aportar nuestro granito de arena. con "deber" me refiero a la necesidad de encajar en lo que se espera de nosotras, sin pensar en lo que nosotras queremos ni en nuestras limitaciones. con "deber" me refiero a quedarnos metidas en casa estudiando para un 10 en lugar de simplemente estudiar para aprender, por amor al conocimiento, y usar el resto de nuestro día para descansar o hacer algo lindo, lo cual forma parte de nuestras necesidades. con "deber" me refiero a machacarnos el cerebro diariamente persiguiendo un ideal imposible de mujer. no todas somos lo mismo, no todas necesitamos lo mismo, no todas tenemos ni podemos tener el mismo cuerpo, las mismas fortalezas ni las mismas debilidades. y creer en ese "ideal" absoluto y único nos lleva a negar quienes somos. nos lleva a querer ser clones de una barbie imaginaria, perfectas, iguales, manejables, listas para ir de adorno a la mesita de luz con nuestros taquitos que no nos dejan caminar, pero nos hacen un culito perfecto. nos llevan a gastar dinero, y por sobre todo, tiempo y energías, en borrar el último pocito de celulitis de nuestras piernas o la última arruga de nuestra cara, y en ese acto negar nuestra realidad. somos mujeres, tenemos cuerpos hechos de materia, tenemos celulitis y acné porque somos mujeres y tenemos hormonas. tenemos grasa porque la necesitamos para poder crear vida, tenemos cuerpos que viven y cambian y crecen y engordan y adelgazan y transpiran y se arrugan y se rompen y se curan. tenemos fuerza y también tenemos necesidades. necesitamos comer, necesitamos dormir, necesitamos descansar, necesitamos disfrutar. pero por sobre todo, necesitamos entender que tenemos necesidades y limitaciones. y también necesitamos entender que tenemos derecho a equivocarnos sin sentirnos miserables por eso, y que tenemos derecho a sentirnos orgullosas de nuestros logros y de nosotras mismas.





en estos años he aprendido que soy más fuerte de lo que creía. voy remontando de a poco la enfermedad psiquiátrica con mayor índice de mortalidad, pude recibirme en tiempo y forma a pesar de eso, tengo un trabajo estable en mi especialidad, me independicé de mis viejos, estoy en una relación sana y, por sobre todo, llena de amor y confianza, que es lo más importante para mí. poder confiar en mí misma, y que quienes me rodean también confien en mi y sean depositarios de mi confianza. 
todavía tengo una relación inestable con mi cuerpo, a veces me gusta y a veces hay cosas que no. pero simplemente trato de no acomplejarme, no exigirme imposibles, y por sobre todo, no ir en contra de mi salud.
por sobre todo, últimamente aprendi a quererme por quien soy. me siento capaz de muchas cosas que antes no, creo que soy una persona buena e inteligente, aunque tenga mis limitaciones y cosas que quiera cambiar. y también creo que tengo cosas que me hacen hermosa para quienes quieren verlas, y sé que siempre van a existir los que crean que soy fea, poco interesante o tonta, y lo acepto. si a todos nos gustara lo mismo, el mundo sería muy aburrido.


espero que no se hayan aburrido de leer mis filosofadas, jaja. encima no tengo ganas de releer el post a ver si escribi alguna gansada, así que sepan comprender.


pd: gracias por leerme en estos días de catarsis, las quiero xD

32 comentarios:

  1. Me emocionaste, y me sentí identificada en varias cosas. Me encanta cuando escribís este tipo de entradas. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Supongo que los padres son exigentes en diferentes formas según fueron educados. A mi nunca me exigieron ser una excelente alumna, se conformaban con que fuera buena. En vez de eso, mi mamá y mi abuela me torturaban con que ser linda era lo más importante en la vida; vestirse bien, verse bien, ir a la peluquería y buscarse un buen candidato. Mi vieja particularmente es muy competitiva y desde mi adolescencia que no puede evitar compararse conmigo, compararse con su hermana y con todas las mujeres que conoce. Me acuerdo que cuando tenía como 15 años un día estaba en una farmacia y una mujer le dijo a ella "qué linda es tu hija" y ella después dijo "quién es más linda? Ella o yo?"...

    Como vos, no pienso que tengan la culpa, es la forma en que ven las cosas, cada uno tiene sus prioridades y eso les inculcan a sus hijos... Yo no estoy de acuerdo con la forma en la que ella ve el mundo pero no puedo culparla porque ella es así, ve las cosas de esa manera. Como tampoco tienen la culpa tus viejos por haberte exigido tanto, creo que simplemente no se dan cuenta de como puede eso repercutir en uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tremendo candy.. sobre todo lo de la competencia... me imagino lo complicado que debe ser, porque a veces cuesta no satisfacer las expectativas de los padres, pero cuando encima existe una competencia a la vez, debe ser todavía más difícil mantener una relación saludable.
      en el fondo yo creo que (salvo casos patológicos) los padres siempre creen que hacen lo que es mejor para uno. mis viejos se enfocaron en lo académico, tu mamá y tu abuela se enfocaron en tu imagen. el problema mayormente es la forma de hacerlo. yo creo que esta bueno ocuparse de uno, tratar de sacar lo mejor de uno, pero por GANAS, por disfrutar el proceso. si estás pensando siempre en sobresalir, incluso aunque lo logres, cuando llegues te vas a dar cuenta de que fue tiempo que no disfrutaste.

      justo hoy lo hablaba con una compañera de trabajo, y ella me decía "tuve que tener un hijo para entenderlo"... porque se dio cuenta que con toda la vorágine de la vida profesional, en realidad se estaba perdiendo un montón de cosas con él. y que aún así le cuesta bajar un cambio, pero al menos tiene al nene como una razón para cortar un poco con la autoexigencia...

      Eliminar
  3. Me encanto la forma en que haces llamar a la reflexión, en muchos sentidos me siento identificada, pero en mi caso muchas cosas fuero al reves, siempre me esforzaba y trataba de ser y hacer todo a la prefeccion para ser "visible" a mis viejos, y hacer que se sientan orgullosos , bah a mi vieja en realidad por que padre prácticamente no tuve...en fin la cosa es que caía muchas veces en depresión y locura por que no podía cumplir con el ideal de chica 10, con el paso del tiempo me fui relajando y entendiendo que cuando uno hace las cosas por los demás es cuando cae en desgracia, primero hay que hacer las cosas por una, estar conforme con una misma saber hasta donde llega el limite de una y después empezar a pensar en los demás., que se yo, me parece que cuando estas conforme con lo que sos y con lo que haces es ahí cuando la opinión de los demás deja de influenciarte. Por ejemplo ahora estoy tratando de bajar de peso, pero no para que los demás me vean mejor,si no por mi propia salud y bienestar, de esa manera tambien deje de fumar y hábitos que no eran muy saludables.
    muy buena entrada, me voy pensando...
    beso!!

    ResponderEliminar
  4. Que entrada tan interesante! besos

    ResponderEliminar
  5. Me senti identificada casi con el 100% de tu post y recien ahora estoy empezando a reflexionar el por qué tengo que hacer "el deber"
    Aunque mis viejos en ese sentido no es q hayan sido siempre exigentes sino q naturalmente me salieron las cosas bastante bien, y siempre fui la genio de la flia, y mi flia el modelo a seguir por todas las demas, x ende siento q yo fui la hija modelo para todos y digamos q me tome la responsabilidad muy en serio.
    Y a fin de cuentas lo unico q hice en la vida fue vivir para el agrado de los demas.
    Y me cuesta horrores cambiar mi forma de pensar y cuando me dicen "estas gordita sabri eh!!!" contenerme para no maquinarme y pensar "tengo q adelgazar tengo q adelgazar urgente ya porque así te quieren ver los demás"
    U otras q no tienen que ver con la estética: "todavia no te recibiste? con lo inteligente que sos! qué lastima que no te recibas" y no pensar en q es el mandato que tengo que cumplir (por más que odie esa carrera universitaria) o "para cuando los chicos?" porque claro como ya convivo con mi novio se supone q ahora vienen los chicos.
    Seguiria pero tengo q partir de la ofi porque se me va la combi :P

    Un abrazo así de grande!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola, la verdad es que te leo siempre pero nunca comente y hoy senti la necesidad porque admiro tu forma de pensar y contar las cosas.
    Quiero que sepas que blogs como el tuyo me ayudan mucho en este momento que estoy pasando tiempos dificiles, de confusion y demas, justamente por "buscar la perfeccion". Estoy tratando de a poco de salir de esta crisis y tratar de empezar a hacer lo que me gusta en verdad, dejar de sentir que soy una fracasada si no hago lo que los demas consideran que tengo que hacer.
    Te doy infinitas gracias y te mando un beso y un abrazo fuertisimo! <3

    ResponderEliminar
  7. Yo también te quiero y me ayudas día a día. Sol.

    ResponderEliminar
  8. Todos llevamos nuestras cargas con eso de la perfeccion y como se supone que deberiamos ser. Yo todavia estoy en la etapa en la que les guardo mucho rencor por algunas cosas a mis viejos.
    Tengo dos hermanos, siendo la del medio. En comparacion a ellos siempre fui bastante vaga y calmada. Prefiero quedarme en mi casa leyendo un libro o mirando una pelicula antes que salir a tomar algo, nunca tuve una gran cantidad de amigos, me gusta practicar muy pocos deportes. Mis notas en el secundario siempre fueron normales y algo bajas (5,6,7) por un lado porque siempre me costo concentrarme y por el otro, tengo una memoria de mierda! Y menos las materias que se me daban mas fácil (exactas) el resto me costaban. Mis hermanos en cambio, son bastante activos, mas sociables (sobretodo el mayor), inteligentes, etc.
    Imaginate, todo el secundario fue estar a la sombra de mi hermano mayor que le iba muy bien en todo y del menor, que vivia sacando 10 en todo. Para mi mama era un horror que yo me sacar un 7 en una prueba y por mas contenta que yo estuviera con esa nota por lo que me habia costado, para ella no era suficiente.
    Hasta el día de hoy me persiguen con el hecho de que podría hacer mas amigos, salir mas a bailar, porque son cosas que "hacen las personas de mi edad". Lo mismo con que baje de peso. Desde que soy chica y tengo memoria soy la gorda vaca, panzona, con "panza de embarazada". Al contrario de muchas personas nunca deje que eso cambiara mi forma de ser y tener que perfeccionarme para ser como ellos quisieran o creian correcto que deberia ser. Me afecto? Siempre. Y siempre les voy a guardar rencor por todas las cosas que me han dicho. Pero creo que el cambio pasa por uno, por sentirse a gusto uno. Yo con un 7 o un 8 soy feliz, porque se que di mi máximo esfuerzo por aprobar y di lo mejor. Si bajo un kilo por mes, también, porque se lo que me costo lograrlo. Y si me quedo leyendo un sabado a la noche, también! Al menos no muero de frío afuera :)

    Me fui al carajo :P pero tu post me dieron ganas de descargarme un poco. No seas tan dura con vos misma! La perfección no existe, como bien dijiste, si existiera, la vida seria tan aburrida...

    Pd.: Te habia mandado un mail por el post anterior, y descubri porque no podia comentar, obviamente :P :P

    ResponderEliminar
  9. No es tan raro esto de que nos persigamos o nos persigan con el tema de la perfección. Nadie es perfecto pero todo el mundo se pasa la vida buscando algo perfecto o parecido en muchos aspectos. Los padre tienen el ideal de que los hijos sean mejores que ellos, lleguen mas lejos y a veces no es muy sano que digamos el enfoque que usan. Yo hablo por mi experiencia mas que nada, yo era de esas que básicamente tenían que huir de la casa si tenia una nota baja porque sino mi viejo me molía a palos. Supongo que por eso aun siendo mas grande y estando en la facu todavía me agarran ataques de ansiedad y picos de estrés cuando veo que no llego bien con una materia o que no tengo la nota que creo que debería... Tal vez me falte terapia no se... Pero bueno me fui por las ramas xD La cosa es que si, es una cagada eso de sentirse inferior internamente porque no sos "perfecta".

    ResponderEliminar
  10. oh pobrecita la tú pequeña :( por suerte la rescataste! jaja :) te felicito por la fuerza y la verdad que terminar la carrera en tiempo y forma estando con esos mambos, para mi sería una misión imposible. Y qué bueno que te aprecies :) no te conozco pero parecés inteligente jaja y en las fotos salís linda, y siempre estás intentando ayudar, asé que, aunque sea desde mi ignorancia, coincido con lo que pensás de vos misma (lo bueno, of course). A mi no me pasa eso de buscar la perfección... es raro, porque quiero ser perfecta, pero tango tanta paja en el alma que no hago nada para conseguirlo :( siempre me dejo estar. Así que al final tiene un lado muy bueno lo que te enseñaron tus papás. Yo siempre fui buena alumna en la escuela, pero sin esforzarme nada, y la nota limite que ponían mis papás era 7, y la verdad que me tienen demasiada paciencia.
    Me gustó leer el post, está bueno leer "catársises", me entretengo y siempre puede ser útil.

    ResponderEliminar
  11. Me toca mucho este post. Para empezar te digo que está muy bueno que cuentes estas cosas (que sufrimos muchas).
    En mi caso no me exigían nada, y yo me "dejé estar" mucho tiempo, hasta que poco a poco, muy lentantemente, fui empezando a autoexigirme más y más hasta llegar al extremo de la autodestrucción casi total. Y no culpo a nadie, me hago responsable de mis actos; en mi caso nadie me demandaba nada, pero fue mi propia mente.
    Son cosas muy difíciles y delicadas de hablar... pero creo que todas padecemos algo de esto en mayor o menor medida, más allá de si nuestros entornos colaboran o no a caer en eso.

    Te mando un besote Ale y espero que estés bien y te desahogues más, que hace bien!

    ResponderEliminar
  12. Yo soy esa tipica minita que todo el mundo odia porque digo "yo como y no engordo"
    Soy el bicho raro. Muchísima gente minimizó mi problema porque no es la norma. Y sinceramente me bajonea un montón. Me rompo el alma tratando de engordar, cuando viene algun pelotudo y me dice "pero lo tuyo se soluciona comiendo"
    GEE... THANKS!!! No se me habia ocurrido!!!
    Para mi es un complejo espantoso verme tan flaquita. Eso y las pocas tetas. Pero bueno, estoy en plan de aceptarme como soy. Se que es dificil y que lo mas facil es ver lo malo y tirarme abajo, pero me quiero esforzar por ver lo lindo que hay en mi y rodearme de gente que me vea igual.
    Es innegable el hecho de que necesitamos gente para superar estas cosas, eso de no me importa lo que digan, al menos para mi, no funciona. Me gustaría saber que a mi novio le gusto y me gustaria que mi viejo deje de insinuar que soy anorexica.
    Necesito el apoyo de la gente que me rodea

    OK, ya me puse a llorar. Gracias por este post tan lindo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, el tema de la delgadez aunque comas puede ser simplemente que tu metabolismo sea así, pero deberías ir a un endocrinólogo para descartar que sea un problema hormonal. por ejemplo, hipertiroidismo, que es un problema por el cual siempre tenés el metabolismo alto y tu cuerpo gasta mucha más energía de lo que debería (yo tenía el problema contrario, que te hace subir de peso, estar cansada, dormida, friolenta y con caída de pelo, y por suerte me lo diagnosticaron.. pero mucha gente nunca se entera).
      otra cosa que podria llegar a causar algo así es la celiaquía (aunque tendría que ser a un grado bastante importante, porque mucha gente celíaca que yo conozco tiene peso normal).


      obvio que la mayor parte de la gente tiene el problema contrario y por eso te vas a tener que bancar comentarios tipo "ay yo te envidio" (a mi me pasó que me dijeron que me envidiaban el ser anorexica y no comer... o sea, la gente muchas veces no se pone en tu lugar en esas situaciones). yo creo que si consultás a medicos especializados, sobre todo en lo hormonal, te pueden ayudar bastante. y si no tenés ningún problema hormonal, tal vez un nutricionista te pueda ayudar a elegir los grupos nutricionales adecuados para asimilar al máximo lo que comés.

      ojalá puedas solucionarlo, más que nada para que estés saludable, y que igualmente puedas aceptarte como sos. ojalá todas podamos :)

      Eliminar
    2. yo te entiendo, fer!mi mama esta con un problema de salud y esta 10 kilos xdebajo de su peso... hace 5 meses q trata de engordar y le es muy dificil, apenas logro aumentar un kilo y eso q come mucho de todo... tengo una amiga q pesa 40 y pico de kilos y es naturalmente asi de flaquisima y su batalla x ganar peso tambien es constante... es super dificil para ciertos cuerpos aumentar de peso (a veces un tema de salud a veces simple metabolismo)... ojala alcances tu objetivo, pero si no es mas q tu contextura fisica lo q mas te deseo es q logres abrazarte fuerte y comenzar a quererte en tus cosas lindas q tenes muchas ;) a las mujeres nos cuesta no ser criticas con nuestro cuerpo, pero xq toda la vida nos quemaron la cabeza errando el enfoque a la hora de vernos al espejo... somos hermosas y punto!

      Eliminar
  13. Qué semana fuerte, entre tus post y el de Lala estoy a pura identificación y catarsis. Me pasó igual, igual igual igual. Mis viejos siempre fueron re exigentes con el estudio, las notas eran de 8 para arriba o "algo andaba mal". Para colmo mi abuela era profesora de lengua y literatura así que venía a casa los findes y me hacía practicar con lectura de extos, me corregía cada pausa y entonación, analizábamos sintácticamente miles de oraciones y otras cosas que ya no recuerdo. En la primaria fui siempre primera escolta de la nacional (y en mi casa el tema de conversación siempre era si el próximo trimestre pasaría a abanderada...) en el secundario no me llevé una materia, nunca, y en la facu promocioné casi todas los dos años que se podían (luego cambiaron el plan a final obligatorio), de hecho me recibí con diploma de honor por promedio. Hice la carrera en 4 años, cursando de lunes a viernes y laburando 9hs. Creo que no habían días en los que durmiera más de 4/5hs porque si no leía o hacía monografías a la madrugada no llegaba. En fin.. el punto es que entiendo cada una de tus palabras. En mi casa deebajo de 8 era mediocre y por encima no era logro sino obligación...
    La verdad es que quizá en el momento no lo noté pero recién hace unos años (mediados de mi carrera) descubrí el lado malo de todo eso que me inculcaron. Es demasiada presión cuando sos tan chico, y como bien decías uno termina sin valorar ni disfrutar el camino del aprendizaje porque vivimos pendientes del resultado. Y de grande terminás siendo un obsesivo de la perfección con constantes ataques de frustración por no poder permitirte nada por debajo de la excelencia. Es tremendo.
    Yo creo que todavía no logré superarlo del todo, porque en el trabajo y todo lo que hago sigo igual, pero creo que al menos saber que no está bien es un gran paso. Mi novio me ayudó mucho porque desde que salimos estuvo siempre para recordarme que tenía que disfrutar del camino que es una licenciatura y permitirme probar y fallar. Mi gran problema es que siempre fui bastante inteligente, y aunque hay cosas que me cuestan mucho más que otras tengo facilidad para aprender rápido o la voluntad de rebuscármelas como sea para cumplir.
    Por eso desde que me recibí decidí empezar clases de violín ya que necesito hacer algo donde haya un freno "externo" al progreso (el instrumento en sí, el período de adaptación del cuerpo a las posturas) porque sino haga lo que haga siempre me rompo el lomo para, como sea, hacerlo perfecto y rápido y nunca cambio. Y me duele ser así.
    Y en cuanto al cuerpo nunca tuve trastornos alimenticios pero como cuenta Fer arriba, ser muy flaca también es tremendo. La gente te pregunta siempre si comés o estás enferma, una se ve enferma de hecho. La ropa te queda mal, ves que no tenés las curvas que tienen otras y que los chicos miran cuando sos adolescente, etc etc etc
    Nada, la corto acá porque ya es demasiado largo y me largué. Gracias por el espacio y por compartir tu experiencia. A mi me sirvió mucho para no sentirme sola en esta.

    ResponderEliminar
  14. Lo de los viejos y la exigencia es algo que cuesta superar. Yo todavía no lo logro, pero cuando el día que me recibí me recibieron en mi casa con un "y bueh, ya era hora, no?" habiendo tardado 5 años en hacerlo me di cuenta de que nada de lo que hiciera los iba a dejar felices (yo soy la fracasada de la familia, btw). Me pasó lo mismo con el secundario, pero varios ataques de pánico lograron que me cambiaran de colegio, no habré ido a EL colegio como querían mis viejos (diosmio el curso de ingreso) pero no fue un mal secundario y valoré mucho el estar cerca de mi casa. Cada uno tiene una relación distinta con los padres, yo sigo sintiéndome mal por no llenar sus expectativas pero aprendí a que me importara un poco menos, después de todo la que vive mi vida soy yo y no ellos.

    ResponderEliminar
  15. Me parece hermoso todo lo que escribiste. Lo de la exigencia academica lo tuve pero en otra forma, no tan fuerte.. O sea, en primera obvio que me exigian porque es primaria XD y para mi vieja un 7 era nota re baja, porque sabia que era inteligente y que podia mas. Pero lo llevo por otro lado, tipo si me sacaba 10 me compraba un par de aritos y cosas asi (no en cada 10 porque sino se fundia XD) pero tipo fomentando que estudie.. Un bajon que tus viejos lo lleven a un lugar tan poco sano y negativo u.u en el secundario ya me exigia sola algunas cosas, aunque cuando me saque un 5 en 2 materias en un trimestre (en ese mes murio mi abuelo y fue un quilombo total el colegio) me re pego y me decia que yo le hacia eso a proposito (wtf?) pero boe XD En general siempre vivi con miedo de mi vieja cosa que no esta naada buena..

    Que bajon lo de tu desorden alimenticio u.u pero me alegra muchisimo que lo hayas superado (dentro de lo posible) y que te quieras y aceptes como sos. Siempre vamos a tener altibajos porque desde el nacimiento tenemos grabado en la cabeza lo que hay que ser.. sobre todo fisicamente.. Pero me parece super admirable el progreso :) tengo una tia que en la adolescencia empezo con anorexia y hasta el dia de hoy sigue (y lo niega) con 45 años.. :/

    En sintesis, ame tu post. Y me pareces super hermosa :)
    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es muy bajoneante vivir con miedo a tus viejos. a mí desde que soy chica que nunca hubo "chirlos" (mis viejos lo niegan, pero en nuestros primeros años, sé que los hubo, tanto mi hermano como yo nos acordamos de eso), pero igual aún hoy (que ya no vivo con ellos) mis viejos me dan un poco de miedo, porque cuando voy a visitarlos me interrogan porque creen que me drogo y cosas así. son momentos de mierda y todavía estoy tratando de enfrentarlos de una vez para que nuestra relación cambie, o sea.. me pongo a pensarlo y digo "tengo casi 30 años y mis viejos me siguen tratando como a una adolescente" ... dammit.

      y lo del trastorno, sí, es un bajón, sobre todo porque en realidad nunca se "cura". o sea, vos mejorás y todo, pero en realidad siempre quedás con una predisposición, es como una adicción, que sabés que puede volver ante una situación estresante, por eso tenés que estar atento todo el tiempo, lo cual es muy desgastante. pero definitivamente, si bien sigo sufriendo algunas consecuencias y hay cosas que me cuestan, es otra cosa con respecto a cuando no lo aceptaba. en ese momento vivía para eso, estaba agresiva con todo el que quería acercarse o ayudarme.. y la verdad es que cuando pienso en eso, era como si hubiese sido otra persona.
      ojalá tu tía lo pueda admitir, pero entiendo que es difícil, porque a veces cuando alguien está muy metido no lo puede ver, y cuando querés hablar piensa que lo estás atacando y se puede cerrar aún más o ponerse agresivo (been there).

      muchas gracias por tu comentario :D

      Eliminar
  16. Qué lindos posts Ale. A diferencia de vos, mis viejos nunca me exigieron más allá de lo normal, pero la limada era yo. Como veia su esfuerzo por pagarme una buena escuela, quería agradecerles con dieces, y algo similar me pasa/ba en la facu en épocas sin laburo que caía en su ayuda: me esforzaba el doble. Hasta mi primera opción fue darles el gusto de elegir una carrera universitaria diferente, y me enfermé tanto porque no era lo mio, que me di importancia a mi.
    Así fue que la migraña fue compañera de años, neurólogos doctores de cabecera y variados problemas gastrointestinales.
    Te felicito por haberlo "superado", es tan difícil pedirse tanto; a la vez de bueno es autodestructivo. Uno no está conforme con nada: mismo ahora, puedo decir que soy feliz con mi novio, estoy estudiando algo que disfruto, tengo a mi familia PERO no encuentro laburo hace un tiempo y me siento una inútil gigante. Es la verdad.
    HAcemos catarsis juntas! jaja, lo bien que hace. Y lo importante que es no decaer!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, antes que nada, perdon por la tardanza en responder! anduve a mil en la semana y realmente no quería responder "cortito y al pie", sino darle a cada comentario la atención y la respuesta meditada que merecen :P

      si, conozco la necesidad de complacer a los padres, y a veces es cierto que no hace falta que ellos digan nada. pero (salvo excepciones de padres muy rígidos en sus ideas), creo que todos prefieren que seas feliz haciendo lo que vos quieras, antes que ser infeliz haciendo lo que ellos pensaron para vos. todos los padres tienen ciertas expectativas para sus hijos (que sean exitosos preferentemente en alguna carrera difícil y que tenga buena salida económica, que tengan hijos, que se casen, que hagan plata, qué se yo) y a veces se da, pero otras veces no.. y creo que siempre hay que tener en mente que las mismas cosas no son buenas para todos. qué se yo, conozco gente que se ha cagado la vida por querer seguir la misma carrera que sus padres, aunque no les gustara. tal vez los padres creían hacerles un favor, porque ya podían brindarles contactos y experiencia.. pero a veces uno es más feliz haciendo su propio camino, aunque sea más difícil. siempre vale más la pena hacer lo que amás, aunque seas el primero y tengas que pagar derecho de piso, que hacer algo que odiás por más que te "acomoden" y te la hagan más fácil.
      lo mismo en el caso de hijos gays, por ejemplo. muchos padres sufren porque creen que su hijo se va a cagar la vida, porque siempre pueden ser víctimas de discriminación y qué se yo. pero ¿acaso vivir fingiendo no es cagarse la vida mucho más?

      creo que casi siempre hay buena intención, ganas de evitarles sufrimiento a los hijos... pero a veces hay ciertos esfuerzos que son necesarios para llegar a lo que uno verdaderamente ama. ir por el camino más fácil no necesariamente implica que al final llegues a ser más feliz.

      Eliminar
  17. soy Apria de deviantart xD
    que locura encontrar tu blog, estaba buscando info sobre otowil y cai aca :P
    me re gusta como te pintas las uñas y los colores *-*
    te sigo ~

    Besote :3

    ResponderEliminar
  18. Ale muy lindo post, no suelo comentar mucho pero te leo siempreeee pero no queria dejar de decirte que esta barbaro que uno conozca tambien a las personas que una sigue. gracias por la sinceridad por abrirte y segui asi, ya todo se acomodara o no pero lo importa es seguir intentadolo.
    me llego y me sensibilice mucho con tus palabras, tuve amigas en tu situacion y es realmente duro. besos Vero

    http://cronicaporcina.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  19. Coincido mucho con lo de los padres, en como a veces, sobre todo de mas chicas, los culpamos y no nos damos cuenta de que buscan lo mejor para nosotras e incluso quizas ellos hayan pasado por lo mismo!
    Creo que ese deber ser del que hablas, de lo que la gente espera de nosotras es lo peor, lo que nos transforma es personas grises, que afectan aun que sea un ambito de nuestras vidas y eso es un derrotero que nos lleva en ocasiones a afectarnos por completo!
    Me encanto tu entrada!

    ResponderEliminar
  20. Me gusto mucho lo que escribiste. Me encantan tus post de catarsis, es como que me llega una cachetada de realidad, jaja. Para colmo ahora estoy en el momento de más autorechazo de mi vida y me cuesta tanto aceptarme y concentrarme en lo que importa de verdad! Estoy tratando, pero cuesta. Gracias por compartir estas cosas con nosotras ♥

    ResponderEliminar
  21. La verdad me encanto tu post, mas que nada porque vas a uno de los puntos centrales del asunto, buscar la perfección, ademas en un tema como la belleza esa perfección es tan subjetiva.
    Gracias por sumarte al reto! <3

    ResponderEliminar
  22. ufffff... empece leyendo el post de maru sobre esta iniciativa... sigo leyendo (ya voy como 7) y en cada uno encuentro algo q m identifica a la vez q m sorprendo y me admiro de la fortaleza, la entera y la belleza de cada una de ustedes... cada una desde su lugar, desde una perpectiva diferente es simplemente un ser de luz increible... irradian una magia especial en sus palabras... la autocritica, meditar sobre los traumas y los defectos es muy dificil y delicado... me hacen lagrimear y querer conocerlas mas a fondo, darles un abrazo y escucharlas x horas... me encanto tu conclusion, luchamos toda una vida contra nuestros demonios, pero siempre estoicas y sin bajar los brazos... los vamos a vencer!!!! de eso no caben dudas

    ResponderEliminar
  23. Tienes toda la razón. Entre los padres, las personas que nos rodean y la industria se configuran para hacernos creer que estamos mal, y que lo que ellos ofrecen está bien. Creo que en eso me sentí muy identificada contigo, ya que aunque bien mis padres me enseñaron sobre la factibilidad de lo humano, mis problemas de aceptación fueron por la vertiente del racismo imperante del lugar donde soy.
    Me uno a la iniciativa, así que haré una entrada.
    Y las estoy leyendo a todas!

    ResponderEliminar
  24. La verdad que mis viejos nunca me exigieron por el lado de las notas (y cuando más o menos lo hacían les dejaba muy en claro que mi objetivo no era ser la alumna diez), sino que fue más de religión y espiritualidad: tenía que ir todos los fines de semana a la iglesia, leer la biblia todos los días, tener amigas con el mismo pensamiento, los boliches son del demonio, la música que me gusta es del demonio.. Por mucho tiempo les hice caso por más que estuviese completamente en desacuerdo.
    Empecé a vomitar de la nada y a bajarme la tensión, me aparecía zarpullido por toda la piel, horrible.
    Ahí fue cuando me di cuenta de que me hacía mucho mal ir en contra de mí misma sólo por intentar complacerlos y corté por lo sano.

    No les guardo rencor, ellos realmente piensan que eso es lo mejor para mi. Pero el modo de aplicar lo que les preocupó es el tema..

    Te mando un abrazo gigante. Lamento mucho todo lo que te sucedió, pero como me acaba de decir un amigo "sos una persona muy especial, y si te pasó lo que te pasó para que llegaras a ser como sos, VALIÓ LA PENA" <3

    ResponderEliminar
  25. Cuando leía lo de la enorme autoexigencia y necesidad de perfección en seguida pensé en los desórdenes alimentarios. Me re identifico, aunque mis papas no fueron tan severos, pero recuerdo algún, "y por qué no 10?". Y también tuve problemas con la comida, pero los de otro tipo. Viendo lo que pasaste estas muy bien piba! me alegra :)

    ResponderEliminar
  26. Me encanto tu post y la forma en que lo escribiste, al leerlo se te nota sincera y adulta.
    Los padres tratan de ser lo mejor y de que seas lo mejor y si se equivocan muchas veces es por amor y porque así fueron criados ellos, es muy bueno que te hayas dado cuenta de eso.
    Besos. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabo de dar cuenta que no te seguía y no se porque si empre te leo!!
      Problema solucionado! Te sigo y me sumo al reto!
      Besos =)

      Eliminar